17 febrero 2010 Accesorios

Para los fanáticos de aquellos vídeos hechos con la técnica del stop motion y siempre han querido hacer uno de esos este pequeño aparato les vendrá de maravilla.

Es un mini-estudio de stop motion, de tamaño perfecto para colocar pequeñas figuras que serán las protagonistas de tus filmes. Fue creado por la empresa Agatsuma Corporation y lo ha llamado Anime Studio.

Se trata básicamente de una cámara que permite la utilización de memorias SD la cual está unida a un brazo al que se le puede desplazar para cambiar el ángulo.

Su precio es de 193 dólares, que serían 141 euros aproximadamente, más 44 dólares (32 euros) de envío, sin duda un juguete bastante interesante.

Vía | Kabytes

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *