22 noviembre 2015 Cámaras

camaras-reflex-compactas-evil
Seguro que estás pensando en regalar una cámara estas Navidades. O quizá estás pensando en regalarte una a ti mismo. Y cuando comienzas a ver modelos para ver qué se ajusta mejor a lo que estás buscando o el presupuesto que tienes, te das cuenta de que hay tres tipos de cámaras. Las compactas, las reflex y las híbridas. Las compactas ya sabemos cómo son, pequeñas cámaras que caben en cualquier sitio y con muchas funcionalidades y normalmente, están a muy buen precio.

La duda surge cuando te planteas si comprar una cámara reflex o una híbrida. Estas segundas tienen varios nombres en el mercado, como EVIL (Electronic Viewfinder with Interchangeable Lens), Mirrorless (sin espejo), MILC (Mirrorless Interchangeable Lens Camera) o CSC (Compact System Camera), por lo que puedes encontrar distintos modelos, que teniendo unas especificaciones similares, reciben distintos nombres.

Hasta hace muy poco tiempo, las cámaras híbridas no podían cambiar su objetivo y este estaba fijado al cuerpo de la cámara. Ahora, ya se puede optar por varios objetivos, por lo que sus especificaciones se acercan cada vez más a las de las cámaras reflex.

La principal diferencia entre una cámara reflex y una cámara híbrida está en el espejo que capta la imagen y permite que se vea también en el visor óptico. Esta es, a grosso modo, lo que permite captar una imagen más clara y “real“. Las cámaras híbridas permiten tomar la imagen sin necesidad del espejo, solo con el sensor. No tienen visor óptico, por lo que la imagen es la captada por el propio sensor y transmitida a través de la pantalla.

camara_evil

En una cámara reflex, el fotógrafo ve exactamente lo que hay más allá del objetivo, mientras que en la híbrida ve una representación digitalizada a través del sensor. Probablemente, para un usuario medio, no suponga mucha diferencia, pero para un trabajo profesional, podría ser recomendable el uso de una reflex.

Las cámaras híbridas o EVIL son más pequeñas, ligeras y discretas, aunque las imágenes captadas por ellas sean de la misma calidad que la de una reflex con características tecnológicas similares. Además, la ausencia de partes móviles, como el espejo, hace que su vida útil sea mayor.

Así pues, a nivel práctico, a excepción de si se busca un trabajo profesional, ambos tipos de cámara ofrecen la misma calidad de imagen y a la hora de elegir, hay que mirar la calidad del sensor y las posibilidades que ofrece. La opción reflex puede ser más útil para un profesional, pero para un usuario “normal”, las diferencias no existen. El precio de las cámaras híbridas tampoco es definitivo, ya que hay cámaras reflex, muy básicas pero de buena calidad, que cuestan menos que una buena cámara EVIL.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *