25 noviembre 2015 Curiosidades, Tecnología

aparcamiento_automatico_dinamarca_
Mientras estamos escuchando hablar de coches con conducción autónoma e incluso hemos sido testigos del primer recorrido de uno de estos vehículos por carreteras españolas, hay cada vez más aplicaciones automáticas relacionadas con el mundo del automóvil. Como, por ejemplo, los aparcamientos automáticos donde el usuario deja el coche y son los robots de la instalación los que se encargan de aparcar el coche en su lugar.

En este vídeo puedes ver cómo funciona el que se considera el mayor aparcamiento automatizado de Europa, que está ubicado en la ciudad de Aarhaus, Dinamarca. No es el único que hay en Europa, claro, aunque sí el único que utiliza este sistema y que podría resultar más práctico que otros que se aplican en otros lugares.

Este aparcamiento automático utiliza un sistema diferente al de otros aparcamientos europeos

A diferencia de otros sistemas, como el aparcamiento de Audi o el del aeropuerto de Dusseldorf, en Dinamarca se utilizan unas plataformas que bajan el coche a una de las tres plantas inferiores, donde se introducen unas barras junto a las ruedas delanteras y traseras y las elevan lo justo para poder trasladar el coche a la plataforma que lo llevará hasta su plaza.

aparcamiento_automatico_dinamarca_1
Una vez el coche introducido en su espacio, se repliegan y vuelven a la plataforma. De esta manera no se actúa de ninguna manera sobre el coche, que es elevado por las ruedas y transportado sin riesgo. El aparcamiento tiene una capacidad de 1.000 plazas y funciona con una rapidez considerable. De hecho, a la hora de recoger el coche, el tiempo estimado es inferior a los dos minutos en el 85% de los casos.

Una ventaja sobre otros aparcamientos es que se puede “recuperar” el coche para cargar las bolsas de las compras y dejar que vuelva al subterráneo hasta el momento de salir del mismo. Para dejar el coche, simplemente se deja en una de las plataformas a nivel del suelo y al salir el usuario, comienza la maniobra de aparcamiento. Cuando el usuario paga el ticket en el cajero automático, el sistema recupera el coche y lo sube. La salida se realiza por el lado contrario al de entrada, por lo que la operación es bastante simple y rápida.

¿Te atreverías a dejar tu coche en este aparcamiento? Para que te hagas una idea de cómo funciona, te presentamos este vídeo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *