11 noviembre 2014 Curiosidades

Dron-ambulancia

Poco a poco los drones cuentan con nuevas aplicaciones que les hacen útiles para nuestro día a día. Los hemos repartiendo mensajería, vigilando puentes y carreteras, analizando huracanes en tiempo real…y ahora también salvando vidas humanas. Ha sido un estudiante de la Universidad Técnica de Delf en Holanda, Alec Momont, quien ha diseñado este dron “ambulancia” preparado para ayudar en situaciones de emergencia.

El dron es capaz de volar en línea recta a una velocidad de 100km/h, y lo que le hace especial es que lleva incorporado un desfibrilador. Además, localiza el lugar exacto en el que debe aterrizar por medio de un GPS. Cuenta con cámaras, altavoz y micrófonos para que el personal médico pueda dar las órdenes precisas a aquellas personas que se encuentren en el lugar con el paciente. De este modo los sanitarios pueden ver que está ocurriendo e indicar de la manera más exacta las instrucciones a seguir que si contactásemos con ellos por teléfono.

Momont ha creado este dron teniendo en cuenta que solo un 8% de las personas que sufren un ataque al corazón sobrevive, y esto es debido al tiempo que tardan los servicios de emergencia en llegar al lugar, que suele ser de unos 10 minutos, los suficientes para que el paciente fallezca. Su objetivo es desplegar una red de drones-ambulancia que puedan llegar hasta el paciente en menos de un minuto, mejorando así las cifras.

Cabe recordar que los drones no sufren los atascos de las carreteras y se encuentran con menos obstáculos en su recorrido. Según el estudiante belga, un buen planteamiento podría elevar el porcentaje de personas que sobreviven a un infarto de un 8% al 80%.Además, el dron-ambulancia, capaz de transportar hasta 4 kilos de peso, podría ayudar en otro tipo de emergencias, como podría ser ante casos de diabetes o problemas respiratorios, repartiendo los suministros necesarios.

Por ahora este dron es tan solo un prototipo que podría tardar hasta 5 años en ver la luz. Su precio también podría ser un problema, ya que cada dispositivo cuesta unos 15.000 euros, por lo que es difícil que sea comercializado. Habrá que esperar para ver si la idea de Momont se hace realidad o que queda en un proyecto irrealizable.

Vía | Alecmomon

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *