1 octubre 2014 Curiosidades, Tecnología

Liquid Metal Battery

Investigadores del MIT han presentado un documento en el que recogen su propuesta para que sea mucho más eficiente el almacenamiento de energía derivado de fuentes como la energía solar o la eólica, y para que sea menor el coste en su utilización en redes eléctricas.

La propuesta se resume en una batería que estaría compuesta por dos capas de metal líquido, separadas entre sí por una capa de sales fundidas que funcionan como electrolito de la batería. Estos tres materiales tienen una densidad diferente, por lo que se separan de forma natural en diferentes capas.

batería-metal-líquido

La propuesta inicial con la que el grupo de investigación estaba trabajando utilizaba magnesio para uno de los electrodos de la batería y antimonio para el otro, lo que se traducía en la necesidad de tener que someterla a temperaturas de 700ºC para que funcionase. Pero ahora, la nueva propuesta, que cuenta con un electrodo de litio y otro compuesto por una mezcla de plomo y antimonio, permite que la batería funcione a temperaturas de entre 450ºC y 500ºC.

El coste de construcción de estas baterías es mucho más bajo y multitud de pruebas realizadas durante la investigación han dejado constancia de que incluso después de soportar 10 años de carga y descarga día a día, el sistema sique manteniendo hasta el 85% de su capacidad inicial. Esta gran capacidad de duración supone un factor clave para que grandes compañías y administraciones de gobierno inviertan en este tipo de tecnología.

El científico que ha liderado la investigación, Donald Sadoway, defiende que este sistema de batería con metal líquido se convertirá en algo fundamental para seguir adelante con el desarrollo y la investigación de este tipo de recursos.

Vía | Nature

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 octubre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *