5 septiembre 2014 Tecnología

oculus-boom

Después de ver a las Oculus Rift por una montaña rusa real, nos trasladamos al evento de desarrollo de videojuegos Global Game Jam que se celebró este año. En él un grupo de canadienses crearon una demostración de Oculus Rift que sobrepasó los límites de la realidad y por supuesto originalidad. Después de este éxito este grupo ha presentado su proyecto en la feria PAX.

El nombre de esta demostración es Keep Talking and Nobody Explodes, donde su principal objetivo es la desactivación de un artefacto explosivo. Pero no será cosa de la persona que tenga las gafas solo, sino que tendrá que ayudarle una persona desde fuera de la realidad virtual con un manual de instrucciones para desactivar la bomba. Pero o mejor de todo es la sincronización que estos deben tener.

Podríais pensar que es muy simple teniendo un manual, pero la gracia está en que la persona que está con las Oculus Rift no puede ver el manual, mientras que la persona que esta con el manual no puede ver el artefacto directamente. Por esto ambas personas tienen que comunicarse de forma correcta ya que el que desactiven al bomba o no depende de su sincronización.

Además cuenta con un temporizador con una cuenta atrás, por lo que nos nervios aún serán mayores. Según los creadores de este proyecto, sirve para demostrar nuestras capacidades de comunicación en situaciones de estrés y miedo. Además se espera que una vez Oculus tenga tienda de aplicaciones oficial esta se encuentre entre ellas.

Vía | Wired

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *