9 febrero 2015 Televisores

smart_tv_samsung
El mundo de la tecnología siempre ha sido un escaparate de teorías conspiranoicas y el año 2015 parece que comienza con una buena ración de ellas. El objeto de esta conspiración es la gama de televisores inteligentes de Samsung, las cada vez más populares Smart TV de la marca. Como sabes, estas televisiones cuentan con una serie de aplicaciones que pueden utilizarse mediante el reconocimiento de voz y los gestos.

Estos comandos de voz y movimientos gestuales se registran y se guardan en los servidores de Samsung para determinar las preferencias del usuario y determinar la mejor manera de utilizar la televisión. Esto quiere decir que el dispositivo cuenta con micrófono para captar los comandos de voz y una cámara que captura la imagen del usuario para registrar lo que quiere y aplicarlo.

Pues bien, en la conferencia Black Hat, que se celebra en Las Vegas, un par de investigadores han conseguido acceder a la cámara de uno de estos dispositivos, captando la imagen de todo lo que pasaba frente a ella y registrándolo todo. Según esto, cualquiera con algo de idea sobre el tema puede acceder a la cámara y el micrófono y registrarlo todo. La cuestión se ha trasladado a otros temas. ¿Es posible que estos hackers puedan captar información delicada y hacer uso de ella?

Obviamente, esto sería posible, ya que esta vulnerabilidad podría hacer que se accediera a estos datos. La cuestión es si es realmente posible o “sugerente” que ocurra. Una de las grandes incógnitas de este tipo es qué información de los usuarios se puede obtener y de qué les serviría a los que accedieran a ella. Normalmente, podemos estar completamente tranquilos, porque lo que las grandes redes de robo de información busca en lugares donde pueden sacar algo de valor.

Los usuarios de un televisor doméstico no tienen (tenemos) nada que pueda resultar productivo a este tipo de delincuentes tecnológicos, por lo que no molestarán siquiera en intentar acceder a ello. Algunos expertos recomiendan tapar de alguna manera la cámara del ordenador portátil e incluso la de estos televisores para evitar intrusiones. La realidad es que es poco probable que alguien esté interesado en captar esa información irrelevante, por lo que podemos estar completamente tranquilos.

Vía | Mashable

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *