25 septiembre 2014 Curiosidades, Tecnología

dron-3d

Después de tres años de trabajo un grupo de investigadores de la Universidad de Virginia han logrado hacer que funcione un dron fabricado con una impresora 3D. El proyecto Razor, liderado por un ex-ingeniero de Rolls-Royce, David Sheffler, está formado por un dron compuesto por piezas impresas en 3D, un pequeño motor y un Nexus 5 que hace la función de “cerebro” de la máquina.

Fue el Departamento de Defensa de Estados Unidos quien otorgo a Sheffler y su grupo de investigadores el trabajo de construir un dron que pudiera fabricarse con piezas que fuesen fácilmente accesibles. Antes de Razor vieron la luz otros dos prototipos, uno fabricado a base de madera de balsa y otro con plástico ABS, que tenían en el peso su principal problema.

El Departamento de Defensa buscaba un dron que su pudiese modificar de forma sencilla, lo que llevó a los investigadores a rediseñar su proyecto para crear el Razor, a partir de 9 partes impresas que se pueden ensamblar a presión. Según señalaba Sheffler, el hecho de que las piezas se impriman en 3D da libertad para hacer modificaciones y adaptar el dron a diferentes condiciones. Se tarda 31 horas en imprimir las piezas de este dron montable.

El coste de fabricar el Razor alcanza los 2500 dólares, de los que 800 corresponden al precio de los materiales de impresión y el resto al Nexus 5 y otros elementos electrónicos necesarios para controlar el equipo. El dron puede soportar una carga de casi 700 gramos y puede volar hasta a 64 km/h durante 45 minutos. El control vía remota se puede realizar a una distancia máxima de 1.6km a través de comandos enviados al Smartphone o también podemos definir un recorrido usando puntos de navegación gracias al GPS.

Los investigadores esperan poder mejorar este dron, por ejemplo, con el incremento del tiempo de vuelo en una hora, pero para esto están a la espera de renovar el contrato del proyecto.

Vía | adafruit

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *