17 enero 2011 Tecnología

Espejo termometro

La forma más habitual de medir nuestra temperatura corporal es utilizar un termómetro. Hasta hace unos años lo habitual es que estuviesen llenos de mercurio y al poner el termómetro en contacto con nuestro cuerpo el mercurio se desplazase por un pequeño tubo numerado hasta marcar la temperatura del cuerpo. Ahora es más habitual ver termómetros digitales que utilizan productos electrónicos para determinar nuestra temperatura.

Una firma japonesa está dispuesta a cambiar esto y para ello ha inventado un producto llamado Thermo Mirror. Realmente se trata de un espejo que cuenta con un sensor infrarrojo capaz de medir la temperatura de la persona que se refleja en el espejo. Sin duda es una opción mucho más tecnológica y curiosa, aunque por su parte su coste es mucho más elevado que el de un termómetro común que cuesta menos de 10 euros.

En concreto estamos hablando de 1180 o 1440 dólares (889 o 1086 euros al cambio actual) dependiendo de la versión elegida. La empresa detrás de este invento espera vender unas 5.000 unidades del espejo, aunque no al público particular, sino más bien a instituciones médicas, colegios o aeropuertos, entre otros.

Vía | Physorg

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *