22 julio 2014 Accesorios, Curiosidades

bateria-zinc

Imprint Energy, una pequeña startup de California ha desarrollado una batería flexible. Está hecha a base polímeros muy finos de zinc, y ha sido probada sólo en pulseras inteligentes, pero la compañía quiere expandir sus negocios a cualquier wearable o fabricante de electrónicos. Su objetivo principal es desarrollar baterías seguras para cualquier dispositivo. La mayoría de las baterías que tienen nuestros dispositivos están hechas de litio, un material reactivo que debe ser protegido y sellado para preservar su tamaño y volumen, esto no sucede con el zinc.

Por lo que trabajar con zinc le ha dado otras ventajas a la compañía, ya que debido a su estabilidad ambiental del material, Imprint Energy no necesita una protección externa para fabricar las baterías, tal y como se da en el caso de las baterías de litio que son muy sensibles al oxígeno.

Incluso en pequeños formatos, estos pueden suministrar la corriente necesaria para algunos sensores inalámbricos de bajo consumo, algo que no han podido realizar hasta ahora con otros tipos de baterías delgadas. Recientemente la compañía comenzó a trabajar en un proyecto financiado por el ejército de Estados Unidos para fabricar baterías para los sensores que vigilan el estado de salud de los soldados estadounidenses.

Este proyecto de Imprint Energy ha recibido una financiación de 6 millones de dólares por parte de Phoenix Venture Partners, In-Q-Tel, Dow Chemical y AME CloudVentures, el fondo de capital de riesgo del cofundador de Yahoo!, Jerry Yang. La intención es perfeccionar su uso, patentarla y planear el lanzamiento comercial de las baterías, por lo que quien sabe si en un futuro vemos smarphones mucho más finos que los actuales que encontramos en el mercado.

Vía | MIT Technology Review

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *