12 agosto 2016 Hogar digital

coros-linx-bicycle-helmet-11

El mundo del ciclismo está avanzando a pasos agigantados, con nuevas tecnologías aplicadas a la fabricación de bicicletas. Pero los complementos para disfrutar de esta afición están también a la par en estas cuestiones. Una de las últimas innovaciones es el casco Coros Linx, un protector para la cabeza del ciclista que además de conectividad utiliza los huesos del cráneo para transmitir el sonido y crear un efecto envolvente con la música.

Este casco con alta tecnología posibilita que dejemos de utilizar los molestos auriculares, que ponen en peligro a los ciclistas mientras circulamos por carretera. Además de resultar incómodos, bloquean los oídos, lo que no es nada aconsejable y de hecho, es mejor evitar su uso. Con el sistema que utiliza el casco se puede dejar de utilizar estos pero sin perder calidad en el audio, e incluso mejorarlo.

coros-linx-bicycle-helmet-8

Además, al ir conectado con la aplicación para el smartphone a través de una conexión Bluetooth 4.0, se puede recibir a través del casco notificaciones de llamadas, mensajes de texto y cualquier otra cosa que necesitemos saber. Además de los elementos de emisión de sonido para los huesos, el casco cuenta con un micrófono incorporado, por lo que se puede contestar llamadas. Este micrófono también permite enviar comandos por voz para que lo ejecute el teléfono, de manera que la conectividad es muy completa, para ofrecer una buena solución para el usuario.

El casco permite estar conectado con el móvil y además transmite el sonido sin necesidad de utilizar auricularesEn cuanto a los inductores de sonido, estos están situados en las correas, por lo que el sonido pasa a las mejillas y de ahí, al oído interno. Además, un pequeño mando remoto, que se ubica en el manillar de la bicicleta, permite contestar llamadas y sirve de conexión con el teléfono, de manera que con estos controles no hace falta parar para contestar llamadas ni interactuar con el mismo.

También cuenta con un sistema de emergencia, que detecta el estado del ciclista y si se produce una caída y no reacciona, gracias al sensor de gravedad determina que el usuario está herido y genera una llamada de emergencia. Esta incluye la localización GPS, por lo que es fácil comunicar con los servicios de emergencia aunque el usuario haya perdido el conocimiento o esté herido. Además, se podrá utilizar como walkie-talkie, con una función de radio que permitirá comunicar con el resto de compañeros del paseo, sin necesidad de utilizar el móvil.

El casco pesará unos 380 gramos, lo que supone unos 100 gramos más que un casco estándar. Entrará en Kickstarter en unos días y se prevé que se ofrecerá por unos 100 dólares cada unidad, aunque una vez en producción el coste se duplicará. Un curioso complemento que, con suerte, lo tendremos a la venta en unos meses.

Vía | Gizmag

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *