16 octubre 2011 Tecnología

Cada vez necesitamos de discos duros más y más grandes. La paradoja viene de que, cuando los conseguimos, se produce un avance en otra área y los contenidos tienen más calidad pero también ocupan más. Así que los nuevos y grandes discos duros pueden almacenar la misma cantidad de películas que antes, solo que ahora en alta definición. La carrera está actualmente en los 3TB.

El problema de aumentar la capacidad está en que el tamaño de los discos duros es estándar y el aumento se produce gracias a aumentar la densidad de datos. En la actualidad existen varias investigaciones paralelas con el mismo objetivo, pero la que nos ha dado la sorpresa ha sido la liderada por el Dr. Joel Yang en el Singapore’s Institute of Materials Research and Engineering (IMRE). El secreto: añadir sal a los discos duros.

Los discos duros tradicionales (a diferencia de los SSD) están formados por discos mecánicos con superficie magnética. En ellos, un cabezal es capaz “leer” o “escribir” infamación mediante “1” y “0” que expresan el campo magnético de las partículas magnéticas que recubren los discos. La cantidad de 1 y 0 que se pueden escribir en cada disco marca la densidad y la capacidad final del disco duro. Actualmente es baja debido a que no es posible hacer que estas partículas actúen aisladamente y se han de agrupar. Sin embargo, la nueva investigación lo ha conseguido simplemente añadiendo sal.

Los resultados han llegado a aumentar unas cuatro veces la densidad actual llegando a los 1.9 TB por pulgada cuadrada. Pero hay experimentos a pequeña escala que llegan a los 3.2 TB por pulgada que significarían un disco duro de hasta 18 TB, y los cuales esperan conseguir la totalidad del disco en un futuro próximo.

No se espera que unos discos duros con esta tecnología se vean en el mercado antes de un par de años, pero los planes son finalizar las investigaciones y con los resultados producir productos para el consumidor.

Vía | TechCrunch

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *