21 abril 2010 Moda, Tecnología

USB Colores

Muchas veces nos encontramos con algunos conceptos atractivas, aunque al final siempre nos quedamos con las ganas, ya que nadie apuesta por este tipo de cosas.

En esta ocasión nos encontramos con una vuelta de tuerca a las memorias USB clásicas. Esta memoria es capaz de cambiar de color según el tipo de archivos que guardemos en su interior. Por ejemplo, si guardamos archivos de música se volverá color azul, vídeos rojo o ejecutables serán de color verde. Además de esto, la proporción en que cambia de color también nos indicará cuanto espacio tiene ocupado el dispositivo.

Así, a simple vista, podremos identificar que hay almacenado en el dispositivo y el espacio que nos queda libre en el mismo. Ya no será necesario conectarlo a un ordenador para comprobarlo. Por desgracia no sabemos como solucionarían el problema de la autonomía, aunque con una pequeña batería que se cargue mientras está conectado a un ordenador sería más que suficiente, aunque no duraría lo suficiente para tener siempre identificado lo que tenemos en el dispositivo y al final tendríamos que conectarlo al ordenador de todas formas.

Es importante volver a recordar que no es más que un concepto y por sus características dudamos bastante que algún día veamos algo parecido en el mercado.

Vía | DVICE

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *