6 noviembre 2014 Tecnología, Televisores

black-friday-tv

Analizando el mercado de imagen, anteriormente, las novedades en el sector se orientaban a mejorar las características de una base establecida y que debía perdurar años. Actualmente, el avance de la tecnología y la llegada de nuevos fabricantes han modificado el estándar anterior, acelerando los tiempos y añadiendo una capa de complejidad a una cuestión primordial: ¿Qué televisor me compro?

Como consumidores somos propensos a adquirir una TV de una marca en concreto por afinidad a un logo determinado. En este sector no os recomendaría dejaros llevar por ese aspecto. Es un campo en el que se modifica el orden establecido en un lapso corto de tiempo y las marcas son capaces de innovar en un año aventajando al resto en puntos clave. Valorad de forma objetiva la novedad sin ligaros a ninguna casa.

En este último año se han publicitado las pantallas curvas. Una novedad a valorar en un rango concreto de pulgada. Aunque varias marcas se han sumado a esta marea de avance constante de la tecnología, a la cabeza encontramos algo destacada a Samsung, pero con una competencia cercana como LG o la misma Sony, junto a Philips o Toshiba, entre otras tantas.

Un panel curvo está especialmente recomendado para las televisiones que superen las 40 pulgadas, de otra forma sería imposible recoger la imagen y crear esa sensación de encaje que se crea con la curvatura. Esto se liga directamente con el tamaño del televisor y del espacio que disponemos. Pero si no es el caso, podríamos recomendar un TV LED de 32″ por ejemplo, si pretendemos seguir aprovechando al máximo la resolución que es capaz de mostrar la televisión.

El siguiente paso requiere valorar las funciones del televisor anteponiendo el uso que nosotros vamos a darle frente al sinfín de añadidos con los que cuenta el equipo. Jerarquizar funciones. Si os gusta el deporte es esencial que la televisión tenga un modo deporte o un modo juego que descargue la imagen de filtros. De otra forma, la imagen no sería lo suficientemente suave para mostrar imágenes rápidas sin artefactos. Lo verdaderamente importante es que la TV posea un paquete de funciones a las que vais a sacarle partido. El resto es simple relleno.

La pantalla es un punto crítico, no obstante, la calidad de imagen dependerá directamente de esta elección. Si uno prefiere observar imágenes con una gama de color amplia y cálida, la tecnología LED se acoge a esa descripción. Sin embargo, si estáis dispuestos a perder algo de color para ofrecer un tono perfilado en la imagen con negros reales y no iluminados, la elección es una pantalla de Plasma.

Por último, depende de nosotros decidir si pretendemos disfrutar de una televisión actual o de una que se adaptará a las novedades del futuro. La resolución 4K es un estándar que se acabará imponiendo y que extiende la caducidad técnica de la televisión.

Ante todo, priorizar funciones.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 noviembre 2014
  2. Dell también introduce monitores curvos de alta gama 13 noviembre 2014
  3. Nuevo Monitor Dell. Curvo, Gama Alta y Alta Definicion 14 noviembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *