24 julio 2015 Tecnología

nuswan00

En muchos de los países desarrollados la calidad del agua es medida constantemente, Por ejemplo hay algunas partes del planeta en las que la calidad del agua es tan buena que se puede beber sin tener que pasar por ningún filtro o proceso, pero por desgracia hay otras muchas zonas que no tienen agua de buena calidad, por lo que es necesario pasar por ciertos procesos o filtros. Por ello hay grandes aparatos midiendo la calidad de esas aguas constantemente midiendo el nivel de contaminación del agua.

Por ello algunos científicos de la Universidad Nacional de Singapur han desarrollado una alternativa muy útil a las enormes máquinas que miden esos niveles de contaminación. Se trata de un pequeño robot capaz de controlar la calidad del agua con una forma algo peculiar, ya que parecen cisnes de verdad. Los datos de este robot se transmiten vía WiFi a la nube y cuando estos van a quedarse sin batería regresan de forma automática a su base para cargarse.

nuswan02

Cada robot cuenta con un paquete de baterías, unos motores eléctricos y dos propulsores para poder moverse pro las aguas que estén analizando. Además estos pueden ser controlados por control remoto, pero además estos disponen de un GPS para poder funcionar por si mismo sin necesidad de la supervisión de un humano.

Estos pueden medir el pH, el contenido de clorofila, lo turbio que está el agua o incluso el oxígeno disuelto en la misma. En Singapur es muy común medir la calidad del agua, por lo que la Universidad de Singapur sigue investigando para abaratar los costes. Este modelo se creó en el año 2010, pero hasta ahora no se habían visto funcionando.

Vía | Universidad de Singapur

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *