12 febrero 2014 Curiosidades

Leonardo+DiCaprio+discreetly+smokes+e+cigarette+oT9KTGizF7bx

El avance de los tiempos es sobre todo curioso. No esperaba que el cigarrillo electrónico o un gadget con la capacidad de llevar un cigarro con batería se expandiese o se pusiese de moda.


Lógicamente se trata de una forma más sana de llevar ese hábito, respetuosa con el resto y que permite dejar de fumar de forma gradual gracias a las formulaciones de los líquidos con diferente cantidad de nicotina. Uno mismo puede administrar las cantidades.

Vuelvo al concepto de gadget y es que la tecnología no deja de sorprender, siempre al servicio del usuario y es que después de ver esto, queda claro que cualquier necesidad o demanda puede ser satisfecha con un aparato que lleve circuitería en el interior.

Primero, ¿cómo funcionan estos aparatos? Sino estáis familiarizados con este tipo de cigarrillo voy a valerme de los artículos que comercializa VAPOfresh y de su esquema de producto:

esquema

1. Boquilla por donde se inhala el vapor. Se debe desenroscar para introducir el líquido en el tanque.

2. Tanque y atomizador: el tanque deberá contener el líquido VAPOfresh que posteriormente se convertirá en vapor. El líquido se impregna en las mechas y posteriormente es conducido hasta el atomizador. El atomizador es el dispositivo encargado de vaporizar el líquido. Cuando el líquido llega a la resistencia del atomizador, ésta lo calienta y lo convierte en vapor.

3. Botón de encendido con indicador luminoso de funcionamiento.

4. Batería: proporciona la energía necesaria para el funcionamiento del atomizador. En este tipo de cigarrillos tenemos una batería de gran capacidad que proporciona una gran autonomía.

5. Cargador: mediante un conector USB podemos cargar la batería del cigarrillo electrónico. Incluye indicador luminoso del estado de la carga.

Esto es la variedad Pro, para el usuario diario. Curiosamente existen alternativas desechables de usar y tirar, aunque parezca de broma, tienen una duración concreta y no llevan nicotina. Para un uso más esporádico puede encajar mejor.

peq

El precio de las recargas puede fluctuar en función de la cantidad de líquido, marca y preparado (con sabores por ejemplo a Coca-Cola y cosas de ese estilo). En este caso, las recargas de VAPOfresh tienen un precio de 6.95€ en formato de 20ml y de 4.95€ en 10ml. Dentro del producto tenéis opciones de sabor y cantidad de nicotina. El e-cigarrillo de VAPOfresh (Classic Pro) tiene un precio de 19.95€.

Llegaremos a un punto en el que todo será e-lo que sea e incluso quien sabe si llegaremos a ver esta función incluida en algún aparato de uso común. Si es útil para intentar dejar de fumar o paliar el consumo habitual bienvenido sea y ahora que llega San Valentín es un buen regalo, con algo de indirecta, pero un buen regalo (y un ahorro si se compara con el formato clásico).

Más información | VAPOfresh

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 febrero 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *