27 octubre 2010 Tecnología

Nevera sin electricidad

El mundo está lleno de inventos absurdos y que realmente sirve para bien poco. Aún así de vez en cuando aparecen cosas que realmente pueden cambiar la vida de muchas personas para mejor y que podrían haber existido desde hace mucho tiempo, pero nadie había pensado en ellas.

Emily Cummins, una joven británica de 23 años, ha desarrollado una especie de nevera que no necesita electricidad para funcionar. Con esta nevera se puede conseguir que lo que almacenemos en su interior se mantenga a unos 6 grados y lo único que se necesitan son los rayos del sol y un líquido que se evapore.

La nevera consta de dos cilindros, uno dentro del otro. El cilindro que está en la parte externa está construido de un material con agujeros y el interior también es de metal pero no tiene agujeros. Entre los dos cilindros un material que se pueda mojar (tela, arena, madera…). El sol calienta el líquido de este material mojado y debido a la evaporación el calor del interior de la cámara sale del objeto y acaba enfriando el interior del segundo cilindro.

Sin duda una idea bastante interesante y que ya ha servido para que Emily reciba varios premios importantes. Por ejemplo un premio en Japón por ser una de los 10 jóvenes excepcionales del mundo que otorga la organización Junior Chamber International. Resta decir que este invento ya se está utilizando en algunos países en vías de desarrollo y por el momento parece que las primeras pruebas son realmente satisfactorias.

Vía | DailyMail

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *