4 junio 2010 Tecnología

Casco olores

A la hora de dar un paseo en bicicleta debemos de tener presente que siempre debemos utilizar casco. Una caída puede suponer un daño cerebral, así que mejor ir protegido por lo que pudiese pasar. También es importante tener en cuenta que después de cualquier tipo de accidente es necesario cambiar el casco lo antes posible, ya que aunque a simple vista no lo veamos podría estar dañado y suponer un riesgo añadido para nosotros, que creemos que estamos protegidos y realmente no es así.

Para intentar evitar esto, un grupo de desarrolladores ha tenido una idea bastante interesante. El concepto parte de añadir al casco unas pequeñas cápsulas con una sustancia que huele muy mal. Cuando el casco se rompe en cualquier parte estas cápsulas dejan salir la sustancia y el olor es tan desagradable que el propietario del casco se verá obligado a sustituirlo por otro.

Sin duda una idea bastante interesante, ahora habrá que ver si los usuarios de bicicletas responden bien a este “sistema de aviso”.

Vía | DVICE

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *