2 diciembre 2014 Cámaras

camaras_personales_policia
Estamos viviendo tiempos muy extraños. Extraños porque parece que la privacidad está pasando a un segundo e incluso tercer plano. Y todo, porque estamos viendo como cada vez hay más dispositivos que son capaces de capturar momentos de la vida diaria y transmitirlos al resto del mundo. Esto tiene un problema, ya que estas grabaciones se pueden manipular y hacer que se malinterpreten a conciencia.

Cualquier persona puede grabar con su móvil y subirlo a las redes sociales, en cualquier contexto. Uno de los grupos de profesionales más perjudicados por esto es la policía, que además puede ser culpable de abusar de su autoridad. Para evitar una y otra cuestión se ha puesto sobre la mesa una nueva opción. A partir del próximo año se va a incorporar a los uniformes de la policía una pequeña cámara de vídeo que registrará todo el tiempo de servicio del agente.

Estas pequeñas cámaras registrarán imagen y vídeo, tal y como lo hacen las cámaras de los coches patrulla de la policía, para tener controlado en todo momento lo que sucede durante las horas de servicio y evitar, por un lado, los falsos testimonios en contra de ellos y por otro, que no ocurran sucesos como los que ocupan muchas veces los titulares de los periódicos, con disparos contra sospechosos.

Todo lo que recojan estas cámaras se guardará en un disco duro y en algunos lugares, se enviarán a un centro de servidores que tiene oculta su localización para evitar manipulaciones. Este proyecto tiene una dotación de 263 millones de dólares, y está compuesto por cursos de formación y el equipamiento

. Esta cantidad, en su primera fase, solo llegará hasta 50.000 agentes estadounidenses. Teniendo en cuenta de que en el país hay unos 750.000 agentes, solo se llegará a una pequeña parte. Teniendo en cuenta a los agentes que están en comisaria, que no todos estarán de servicio al mismo tiempo y otras valoraciones, serán bastantes los servicios que utilizarán la cámara, aunque desde luego, no llegará a todos en principio.

Es un paso más en la tecnificación de la policía que llegará a otros lugares en unos años, tal y como llegaron las cámaras en los coches. Esperemos que así se pueda estar mas tranquilo en los casos en que se requiera más información del lugar de los hechos.

Vía | The Hill

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *