28 octubre 2015 Accesorios

IMG_20151028_111130
Una de las maneras que se utilizan para descubrir si las películas, series, anuncios o cualquier cosa que se quiera comprobar si funciona bien con el público, es una pulsera medidora de las emociones. Así, tal cual. Como si fuera un elemento de ciencia ficción, esta pulsera, o más bien brazalete, permite conocer en tiempo real cuáles son esas emociones, esos sentimientos que provocan las imágenes o los sonidos que estamos viendo o escuchando.

Durante la visita a la SEMINCI 2015, la Semana de Cine Internacional de Valladolid, tuve ocasión de probar uno de estos brazaletes. En cada sesión, 43 personas se prestan a ser conejillos de indias y a someterse al escrutinio de este dispositivo mientras ven la película que se proyecta.

La tecnología se utiliza de manera muy sencilla y sin que resulte molesta

Daniel Ramos, uno de los colaboradores de Sociograph, ha sido el que nos ha ofrecido la posibilidad de utilizar este brazalete. Se coloca en la muñeca derecha y permite que desde el ordenador central se vayan controlando las emociones del portador. Gracias a los sensores que incorpora, se puede determinar el conjunto de valores que después se estudian para ver qué puntos son los que mejor funcionan en la película y cuáles necesitan revisarse para mejorar las emociones que provocan en el público.

IMG_20151028_110043

El brazalete tiene dos sensores que se ajustan en los dedos corazón e índice, que registran los cambios eléctricos en la piel. A través de un sistema estos datos llegan al ordenador, que los graba. Un gráfico permite medir esos valores y tras un estudio y una interpretación, se pueden obtener los resultados buscados.

Con estos sensores, se determinan los datos de EDL y EDR, es decir, emoción y atención. Los estadísticos se encargan luego de interpretar los datos y pasarlos a los clientes. Estos son empresas que trabajan con audiovisuales, como Mediaset y otras que, por compromisos de confidencialidad, no pueden hacer públicas. Gracias a este sistema, las cadenas de televisión del grupo pueden determinar qué contenidos son mejor recibidos por los espectadores.

Tecnología española que no se vende a ningún mercado, aunque es muy utilizada en televisión, cine y publicidad

Esta tecnología es 100% española, desarrollada por la Universidad de Salamanca, a través del equipo del Profesor José Luis Martinez Herrador. A partir de su trabajo, se ha desarrollado un dispositivo más portable y útil. La empresa Sociograhp se encarga de comercializar el servicio en el territorio español y aunque buscan partners en otros países, no es una tecnología que se venda a otras empresas.

Una tecnología 100% española que ayuda a determinar qué nos despierta la emoción y qué no nos interesa en absoluto. Como usuario, no se molesta ni se nota en absoluto, más allá de la sensación de llevar la pulsera y los dos anillos en los dedos. Al principio puede resultar algo molesto saber que te están monitorizando mientras ves la película, pero esa sensación pasa enseguida y una vez te centras en la película, se olvida que está activo.

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *