9 septiembre 2011 Accesorios, Tablets

Atari Arcade

El potencial como consola de videojuegos de los dispositivos iOS siguen llamando la atención de las grandes compañías de ese mercado. No en vano compañías del peso de Capcom o Atari han apostado por el desarrollo de juegos también para iPhone e iPad. Precisamente la veterana Atari ha dado un paso más allá prestando su nombre a una nueva base con joystick para el iPad.

Siguiendo una filosofía similar a la del iCade el nuevo Atari Arcade posee una base donde acoplar nuestro iPad y poder controlar los juegos que sean compatibles con joystick y botones físicos. El Atari Arcade hace uso del conector de 30 pines de Apple para realizar la comunicación con el iPad en vez de Bluetooth como hacía el iCade, lo que le permite tomar la alimentación directamente del iPad y no depender de pilas además de mantener su consumo energético mucho más bajo que si se utilizase Bluetooth.

¿Y su compatibilidad con juegos? De momento el Atari Arcade es solo compatible con la aplicación “Grandes Exitos” de Atari en la App Store. El problema al que se tiene que enfrentar es que los programadores de juegos no han tenido en mente ningún tipo de accesorio ya que la única forma de interactuar con el iPad era a través de su pantalla táctil. Sin embargo iCade si que ha movido ficha creando un SDK para que los programadores tengan más fácil integrar el control de su accesorio en los juegos. Atari tendrá que realizar un movimiento similar si quiere obtener apoyos.

Por el momento, y mientras no gane adeptos a la causa que añadan compatibilidad, Atari Arcade aparece en franca desventaja respecto a su competidor a pesar de la ventaja de no depender de pilas. No obstante su precio de 60 dólares, en comparación con los 100 dólares del iCade, supone otro punto a favor, por lo que esperamos fervientemente que Atari se ponga manos a la obra en conseguir adeptos a su causa.

Vía | Dvice

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *