29 noviembre 2011 Análisis, GPS, Proyectores, Tecnología

La mayoría de los consumidores conoce a Epson, pero asocia su nombre a impresoras, escáners y diferente material de trabajo. El grueso desconoce que además de los productos mencionados, también se encargan de desarrollar proyectores de uso doméstico y profesional. Entendiendo que suponen una alternativa viable sobre los televisiones, he querido realizar este análisis para animaros a considerar la compra de un sistema de este tipo.

Comprar un proyector requiere de la adquisición de un panel para proyectar la imagen (obvio), por ello he fabricado una pantalla barata, sencilla y que ofrece un rendimiento muy alto. Todo por menos de 15€. Al tratarse de un artículo con un tiempo en el mercado voy a distanciarme de los análisis habituales para ser algo más concreto en algunos aspectos y generalista en el tratamiento de otros. Por favor…


Puntos a considerar en la compra de un proyector

Para todos aquellos familiarizados con la tecnología este punto puede resultar demasiado obvio, pero entended que para algunos será la primera toca de contacto con estos aparatos.

  • Peso: En algunos casos el útil irá a una estantería, anclado en el techo o en un soporte más tradicional. A no ser que se trate de un producto muy antiguo, es raro que pase de los 2-3kg. Sin embargo, informaros antes de haceros con él.
  • Distancia efectiva: Que pulgadas proyecta a que distancia. Nuestro salón/habitación/etc posee un tamaño limitado y por ello es importante saber la distancia entre la pared y el sistema. Los proyectores cuentan con una doble regulación: nitidez y tamaño. A una distancia determinada obtenemos una imagen proyectada mínima y una máxima, luego debemos jugar con la nitidez para adaptarla. Podría ocurrir que vuestro espacio no sea adecuado. En este caso es posible obtener 60 pulgadas a metro y medio de distancia (hasta 300 pulgadas a siete metros).
  • Lumens o lúmenes: Potencia de proyección. A mayor potencia menor cantidad de oscuridad será necesaria para reproducir la imagen de forma viable. Si tenemos más lúmenes, la potencia de proyección competirá de forma más efectiva con la iluminación de la estancia y menor necesidad de oscuridad será necesaria. A partir de 2.000 lúmenes se puede utilizar sin problemas en una habitación iluminada. Dad preferencia a este valor frente a otros, es muy importante que la intensidad de proyección sea potente para permitir su uso en cualquier tesitura.
  • El proyector de Epson cuenta con 2.500 lúmenes y os aseguro que es capaz de ofrecer una imagen de calidad al utilizarlo durante el día. Mejor a oscuras desde luego, pero la presencia de este fenómeno no hace inutilizable el sistema.

  • Sonido: Algunos proyectores cuentan con una construcción de audio pobre, por tanto aconsejo utilizarlos con una fuente de audio externa. En el caso que nos ocupa tenemos 2W, insuficientes para jugar, reproducir una película o ver la TV.
  • Duración de la lámpara y coste del recambio: De media su autonomía suele alargarse hasta las 4.000/5.000 horas. Actualmente los fabricantes estiman que la lámpara durará esas 5.000 horas sin perder calidad, después pues ya veremos. A veces uno puede tener suerte y alargarse el invento más de la cuenta, otras no. Si la tecnología de la lámpara es Led podemos hablar de más de 20.000 horas de vida. Epson cuenta con algunos de los recambios más económicos del mercado en este apartado (sobre 200€).
  • Garantía: Epson ofrece 3 años de garantía o 4.000 horas de uso. Dentro de ese baremo el funcionamiento debería ser perfecto.

Sonido

La mayoría de estos aparatos cuentan con sistemas de audio pobres, suficiente si se va a utilizar como un proyector didáctico, pero a todas luces limitado para disfrutar de él de forma ociosa. 2W dan para muy poco y si además se distorsiona al volumen máximo para que queremos más (lo tenemos con los graves, muy malos). Para ello contad con la necesidad de conectar una fuente externa, con algo de 50E sería más que suficiente (mejor de lo que suele montar una TV).

Pantalla

Como todo en esta vida, las soluciones dependen de la capacidad adquisitiva del consumidor: Pantallas rígidas, extensibles o una pared libre. Si optáis por esto último recomiendo utilizar una pared blanca, nada de tonos pastel o cálidos. Esto provoca que se coman el blanco en la proyección y resulta bastante incómodo al visualizarlo, además puede provocar mareos. Si la opción recae sobre utilizar una pared diferente al blanco que sea oscura.

Bueno, bonito y barato

En los tiempos que corren si podemos ahorrar algo de dinero, mejor que mejor. Para el análisis he creado una pantalla económica (15€) con un simple fondo de armario, 8 alcayatas y un hermano que ha dedicado parte de su tiempo a ayudarme. El fondo de armario se vende en cualquier superficie de bricolaje en varios colores y tonos, elegid blanco sin rugosidad. Para anclarlo a la pared os bastará con alcayatas planas, 8 mínimo, aunque lo mejor es ser algo espléndido y utilizar 10 (Dos en cada esquina y una en cada parte del centro), de esta forma evitaremos que la lámina se venga mínimamente hacia el centro por la longitud de la misma.

Imagen

Los proyectores producen una imagen más fría que una televisión, en gran parte por la ausencia de backlight (luz trasera), pero que no os lleve a equívoco por que son capaces de rendir al mismo nivel de una TV. En el caso que nos ocupa el útil de Epson se queda en los 720p, perfecto para videojuegos, mejorable para cine. Ahora más que nunca os será necesario tocar las opciones de imagen para lograr una salida óptima (para cada uno).

Productos oscuros, con muchas partes nocturnas y abuso del verde la configuración de colores debería ser fría. Sinos vamos al otro extremo con entornos muy coloridos, cálidos; la configuración cálida es imprescindible. Añado que cuenta con 4 opciones predefinidas que se acoplan perfectamente al tono seleccionado. Hablando de calidad la imagen es muy nítida, viva, aunque reitero que algo más fría. Pero ver, se ve de puta madre.

Conclusión

Epson abre la puerta a una nueva posibilidad: los proyectores. Obviad fantasmas pasados de esta tecnología (duración lámpara, reproducción, imagen, etc) y valorad como es debido la oportunidad de haceros con un sistema capaz de proyectar imágenes de gran tamaño sin perder calidad final. 2500 lúmenes dan para mucho y por ello es posible disfrutar del aparato sin necesidad de encontraros en una cueva. Se puede conciliar vida normal en casa y disfrutar del aparato.

Como talón de Aquiles conviene recordar la limitación del sonido, el espacio necesario para montar el sistema y la pantalla, el número de conexiones (1 HDMI), sin olvidar que sólo reproduce hasta 720p. Por lo demás os animaría a investigar esta vía antes de comprar un TV convencional.

Más información | Página del producto

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Análisis Call Of Duty: Modern Warfare 3 29 noviembre 2011
  2. Análisis Uncharted 3: La Traición de Drake 29 noviembre 2011
  3. Análisis Dead Rising 2: Off The Record 29 noviembre 2011
  4. Análisis: Battlefield 3 29 noviembre 2011
  5. Análisis: ICO & Shadow Of The Colossus HD 29 noviembre 2011
  6. Bitacoras.com 29 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *