12 noviembre 2011 Análisis, Tecnología

Cuando uno va a comer a un restaurante el plato principal debe servirse con guarnición. En el mundo de la tecnología la TV sería el entrecot y la barra de sonido las patatas. Se puede disfrutar perfectamente de la comida sin las patatas, pero si lo lleva, mejor.

Fuera de la simpática analogía, entiendo que se de preferencia a comprar una televisión de calidad antes de hacerse con los servicios de un sistema de audio. Por desgracia, el sonido es el gran olvidado, nos gusta ver películas a la máxima calidad, pero obviamos (u olvidamos) que dentro de esa acepción de calidad, el sonido juega una parte importante e imprescindible.

El concepto de Home Cinema ha quedado en desuso en favor de las barras de sonido. Se ofrece un audio de calidad en un espacio mínimo, por lo que no comprometemos nuestra comodidad o tener que adaptar la tecnología al espacio, ahora esta se acopla a lo que tenemos disponible. Análisis a continuación:

Presentación y diseño

El sistema se compone de dos partes: la barra de sonido propiamente dicha y el subwoofer (2.1). La primera presenta un acabado gris metalizado que casa perfectamente con algunos de los aparatos de la línea 2011 de Samsung (las TV de la serie 8 y los Blu-Ray de nueva generación). Limpio en diseño y en línea, muy sencillo. Un aparato bonito que se integra perfectamente con las decoraciones minimalistas tan en boga a día de hoy. Comedidas dimensiones, pensad que se trata de un útil que debe ahorrar espacio.

Para terminar de engalanar el global tenemos el subwoofer con fino acabado en negro brillo, bonito, pero poco práctico por que llama al polvo como la mierda a las moscas. Ya digo muy bien rematado y con materiales de calidad, pero debería haberse terminado en otro material menos ”sucio”.

Minimalismo llevado al extremo por la ausencia de controles inútiles, porta lo necesario.

Prestaciones

Antes de analizar el sonido, vamos a dar una pincelada de lo que ofrece el sistema para poder valorar con algo más de precisión como se porta:

  • Conecta y Recarga iPod / iPhone: Poco que decir, dotado con base para conectar algunos de los dispositivos de la marca del malogrado Steve Jobs.
  • Acaba con las interferencias gracias al sonido de los bajos mejorado: Subwoofer con potencia de amplificador independiente.
  • Subwoofer Wireless: Sin cables, ganamos en comodidad y en libertad, ya que puede colocarse en una posición radicalmente diferente a la de la barra (recomiendo posicionarla sobre o debajo de la TV, para dirigir el sonido directamente hacia vosotros).
  • Sistema 2.1: Doble altavoz y subwoofer: En esencia se trata de un producto con sonido estéreo y amplificación de bajos. Para crear un sonido envolvente tenemos la tecnología referida en la parte inferior y el Virtual Surround de Samsung. Una medida óptima para modelizar el sonido que obtenemos en dos canales para simular la tenencia de un sistema con 5.1. Bien en sonido estéreo, con ciertas carencias al reproducir material 5.1 0 7.1.
  • 3D Depth Sound: Sonido 3D pulsando un sólo botón. Ofrece una simulación bastante competente y envolvente del sonido. A mejorar en material pensado para reproducirse en 7.1 ya que en esencia algunas partes pueden solaparse ligeramente, además en piezas musicales donde abusan de los graves puede quedar algo irreal. Muy solvente en la conversión de un sonido estéreo a 3D.
  • HDMI: Conexión directa con la interface universal. Nada más.

Características técnicas

  • 2.1Ch, 310W
  • 2 Way 3 Speakers
  • Ultra slim (45mm depth)
  • Adaptado a las medidas de tu televisor de 46’’.
  • Glossy and open-type speakers
  • Tecnología exclusiva 3D Sound de Samsung (con solo pulsar un botón disfrutarás de una experiencia de sonido sorprendente)
  • Crystal Sound: exclusivo sonido 3D
  • 3D Video Pass
  • Multi Channel PCM processing: Importante para procesar diferentes canales de audio en un sistema 2.1 y evitar acoples o solapamiento de sonidos diferentes.
  • Audio Return Channel (conecta por HDMI, cable incluido, al TV y disfruta de una experiencia de sonido sorprendente)
  • Anynet + (HDMI-CEC)
  • Cradle para el i-Pod incluido
  • Wireless Active Subwoofer
  • Auto Power Link
  • Entradas: HDMI-in (2), HDMI-out (1), Optical (2), Audio-in (1)

A mejorar: Se podría haber incluido una conexión Wireless a través de Wi-Fi para la barra de sonido, al igual que el Subwoofer. La experiencia sin cables se queda a un paso de ser completa. Aunque en este caso el sonido tendría que hacerse en falso streaming y podríamos perder algo de información (semejante a lo que ocurre al reproducir vídeo por streaming, que se producen pérdidas y aparecen píxeles o fallos de sonido por no llegar todo).

Añado que es muy importante que conectéis vuestros aparatos a través de la salida óptica o con el HDMI para obtener una señal totalmente digital en la que no tengáis pérdida alguna de la señal. En este caso, antes salida óptica que HDMI en el caso que os ocupe.

Sonido

Reitero que el sistema es 2.1 dotado de subwoofer para potenciar los bajos. En la reproducción de audio en estéreo tenemos un sonido de alta aptitud, sin dilaciones. Muy limpio y de calidad a un volumen alto, aunque la aparición de ruido o acoples depende más de la producción del material que del propio sistema. Los altavoces podrían dar un poco más de si en cuanto a profundidad de sonido, ya que algunos registros pueden pasar desapercibidos. Aunque esto admito que es una queja superflua.

Para el subwoofer tenemos en general un rendimiento óptimo, pero con algunos matices. Por definición un sonido grave es aquel de baja frecuencia, por ello es relativamente sencillo dar salida a un sonido agudo (simplificando con potencia es fácil de obtener) y algo más complicado uno grave (depende más directamente de la construcción del sistema y de la acústica). Por eso es más útil separar el subwoofer y dar a los graves un tratamiento específico.

Con esta consideración en mano, tenemos unos graves con buena acústica y que ayudan a mejorar la calidad final de la pieza a escuchar (en todas sus vertientes). Con un volumen alto, se hacen notar pequeños desequilibrios en este apartado que conllevan una ligera pérdida en la naturaleza del audio, aparecen nuestras amigas las distorsiones. Mitad de culpa tiene la producción del sonido y la otra mitad los 310W que no logran funcionar a la perfección con el sistema a todo gas. Mejorable si tocáis la ecualización del aparato al que estáis conectando la barra.

En cuanto a los sistemas dedicados a la virtualización del sonido como ya he comentado, sin pegas al pasar de estéreo a 3D, pero con fallos de profundidad y de solapamiento en 5.1 o 7.1 (es decir si reproducís un Blu-Ray con 5.1 y nosotros en realidad contamos con 2.1, pasamos de 5 líneas a 2 y por fuerza eso provoca desperfectos en el sonido). Más apreciable a mayor volumen y en reproducciones que requieren de un sonido más envolvente y circunstancial (escenas de guerra por ejemplo).

Conclusión

Samsung nos ofrece un aparato pensado para lograr un sonido de calidad en un espacio limitado y como muleta para ayudar a ofrecer un audio de nivel en una TV de la marca. ¿Por qué? Muy sencillo, simplemente se debe conectar la barra a la TV (Vía HDMI por ejemplo) y con el mando de la televisión podremos controlar la barra de sonido y sus opciones. Un sistema con una integración perfecta y sencilla en la que no hace falta leer manual alguno para lograr su funcionamiento.

Por supuesto que cuenta con algunos fallos no obviables en los añadidos para intentar recrear un sonido 3D y con más canales, además el subwoofer cuenta con un acabado discutible por su amabilidad para juntarse con el polvo, pero el sonido a degustar compensa los puntos negros.

Samsung HW-D570 a la venta por 499€.

Más Información | Samsung

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 noviembre 2011
  2. Análisis Virtua Tennis 4 18 noviembre 2011
  3. Análisis El Shaddai: Ascension of The Metatron 18 noviembre 2011
  4. Análisis: Resistance 3 18 noviembre 2011
  5. Análisis Deux Ex: Human Revolution 18 noviembre 2011
  6. Análisis: Rage 18 noviembre 2011
  7. Análisis: ICO & Shadow Of The Colossus HD 18 noviembre 2011
  8. Análisis: Battlefield 3 18 noviembre 2011
  9. Análisis Dead Rising 2: Off The Record 18 noviembre 2011
  10. Análisis Uncharted 3: La Traición de Drake 18 noviembre 2011
  11. Análisis Call Of Duty: Modern Warfare 3 18 noviembre 2011
  12. Guía compras navidad 2011: Gadgets, imagen y sonido 26 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *