3 julio 2016 Hogar digital

amazon_echo

Los avances en dispositivos móviles nos han invadido los últimos años. Desde la entrada de los smartphones, tenemos a nuestra disposición muchos de estos pequeños gadgets que nos acercan más a los distintos servicios on line que ofrecen los distintos proveedores de todo el mundo. De los teléfonos pasamos a las tablets y de ahí, a los smartwatches. Cada día estamos más conectados y ya tenemos hasta televisiones que capturan nuestras órdenes vía voz para ejecutar los programas que queremos ver en ellas.

Ahora se ha llegado a un paso más, que convierte los altavoces con los que escuchamos música en unos asistentes personales que pone a nuestra disposición todo lo que es capaz de ofrecer internet. Se trata de los altavoces inteligentes, que sirven para centralizar toda la conectividad de nuestro hogar y que, a través de órdenes vía voz pueden acercarnos toda la información necesaria del día a día.

Amazon Echo facilita la compra en la tienda virtual

El pistoletazo de salida de esta tecnología fue la aparición de Amazon Echo, el primer asistente que llevaba la eficiencia de los que usábamos en los móviles, como Siri, a un nuevo nivel. Alexa, que es el nombre que recibe la inteligencia artificial que se esconde en el dispositivo de Amazon, es capaz de ofrecernos las noticias del día, de avisarnos si debemos coger el paraguas y muchas cosas más. También puede hacernos la compra (en Amazon, claro) y ofrecernos lo que necesitemos en todo momento. Y no con órdenes preestablecidas, sino con una conversación totalmente natural.

google_home

Gracias a un micrófono incluido en el dispositivo, el altavoz recoge cualquier orden y es capaz de devolver la acción correcta que se ha pedido. Esto representa un riesgo para la privacidad en el hogar, pero no en el sentido que pensamos. Realmente, cualquier dispositivo electrónico permite captar las conversaciones que tenemos en nuestro entorno. Eso no quiere decir que estemos siempre vigilados para no se sabe que oscuros intereses, sino que en determinados momentos, y utilizando las órdenes que de damos al asistente virtual, las empresas pueden saber nuestras preferencias y orientar los servicios que nos ofrecen a lo que realmente nos interesa.

Los altavoces inteligentes captarán las órdenes dadas para mejorar la experiencia de usoEl dispositivo de Amazon permitirá que tengamos un acceso mejor a su tienda, y que nos encontremos con “sugerencias” en nuestros puntos de interacción con la tienda virtual. Para Google, le servirá también para determinar qué datos utilizar para ofrecer publicidad y servicios. Todo lo que acabe en las inmensas bases de datos de estas empresas será información que ellos utilizarán para conocernos mejor y saber qué deben ofrecernos en cada momento.

¿Necesitamos estos dispositivos que buscan recabar información sobre nosotros en nuestro hogar? Probablemente no, pero siempre nos ayudarán a hacer más cómoda nuestra visita a internet y evitarán que perdamos tiempo en las acciones que realicemos de manera más común, porque sabrán cuáles son y con que frecuencia las solicitamos.

Podemos estar tranquilos, dentro de lo que cabe, con la presencia de estos altavoces inteligentes en casa. Lo único que harán será obtener nuestras costumbres a la hora de comprar, solicitar información en Google y otros buscadores e hilar más fino en las sugerencias para poder vender más y mejor. Para cualquier otra cosa, hay miles de maneras de hacerlo y no se necesita este tipo de dispositivos. ¿Te interesan estos asistentes domésticos por voz? ¡Cuéntanoslo!

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *