12 septiembre 2016 Tecnología

freefly-dronesurfing-1

Los drones están cambiando nuestra manera de entender muchas cosas. Primero llegaron al mundo de la fotografía y el vídeo, donde se hicieron con un lugar predominante gracias a sus características de vuelo. Luego se fueron acercando a otro tipo de actividades y hemos llegado a tener carreras de drones, con modelos especializados para ello y con pilotos muy preparados para enfrentarse a este tipo de eventos. Ahora, comenzamos a ver como se introducen en otros ámbitos, incluyendo los deportivos.

¿Conoces el kitesurf? Se trata de un tipo de surf en el que los deportistas utilizan una cometa para obtener el empuje necesario para surfear sobre las olas y realizar todo tipo de acrobacias. Pues en este mundo también ha entrado el universo de los drones, con el uso de uno para sustituir a la cometa y conseguir el empuje necesario para disfrutar de este deporte.

freefly-dronesurfing-4

Para conseguir esto, se necesita un dron con suficiente potencia para poder mover con soltura la tabla y permitir que sea tan atractivo como el uso de la cometa. Se requiere mucha más potencia de lo que necesita un dron convencional y hay que buscar uno que ofrezca todas las características necesarias para mantener el empuje y el contrlo necesario. Freefly, una empresa especializada en drones, ha querido demostrar que su modelo Alta 8 es perfecto para este tipo de “trabajos” y nos lo demuestra en el siguiente vídeo.

Aunque no se ha creado específicamente para este uso, el Alta 8 es perfecto para este deporteLa principal ventaja de este uso del dron es que se puede practicar el kitesurf incluso si no hay viento y el mar está en calma. El inconveniente es que no es capaz de arrastrar mucho peso, así que está indicado solo para los deportistas más ligeros. Una persona con algo de sobrepeso podría moverse con el Alta 8, pero no alcanzaría una buena velocidad.

El control no lo realiza el surfista, algo que resta un poco de emoción a la práctica. Supongo que, una vez se ha probado este modelo, que no se ha creado especifícamente para este uso, alguien comenzará a desarrollar uno que sí lo sea. Y también que se pueda controlar desde la propia tabla, de manera que el surfista pueda controlar el vuelo desde el mando. En ese momento, será cuando veremos a muchos dronesurfers surcando las olas con drones como vela.

El Alta 8 cuenta con 8 motores y es capaz de transportar una cámara profesional de hasta 12 kg, lo que ya acredita una potencia digna a ser tomada en cuenta. Tiene un precio de 17.495 dólares, lo que es una cantidad bastante elevada, aunque se trata de un dron de altas capacidades, como ya hemos visto. ¿Se popularizará su uso para este deporte?

Vía | NewAtlas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *