7 julio 2015 Tecnología

realidad virtual
Hace mucho tiempo que estamos oyendo hablar de la Realidad Virtual. Los más viejos del lugar incluso hemos probado algún gadget en la década de los 90 que ya nos auguraba la llegada de este tipo de inmersión en la imagen y el sonido generado por potentes procesadores, pero es ahora cuando parece que está a punto de despegar.

La Realidad Virtual ha experimentado una serie de adelantos que nos lleva directamente hasta el uso cotidiano, por el impresionante empujón que ha recibido desde hace un par de años. La llegada de dispositivos como el Oculus Rift, por ejemplo, le ha permitido hacerse un poco más popular y ofrecer muchas posibilidades a los desarrolladores. Pero veamos qué es hoy la Realidad Virtual y hacia donde va.

Primero hay que tener claro que la Realidad Virtual que está actualmente en el mercado no tiene nada que ver con la que había hace unos años. Recuerdo que jugué una vez al Doom (al original, ojo), con unas gafas de Realidad Virtual. Ni las posibilidades de los gráficos de los juegos ni el hardware que se utiliza hoy tiene mucho que ver con aquellas originales gafas de Realidad Virtual.

Tanto las imágenes conseguidas con estos nuevos dispositivos como el audio son muchísimo mejores. La experiencia de inmersión gracias al dispositivo es muy superior y permite “vivir” con intensidad lo que ocurre en el ordenador.

La llegada de Oculus Rift ha provocado que las empresas se fijen en la Realidad Virtual y se genere negocio alrededor de ellaLa presencia del Oculus Rift en Kickstarter en 2012 provocó que las empresas se dieran cuenta del potencial que tendría este tipo de tecnología. Hoy ya hay nuevos desarrollos desde HTC y Sony, por ejemplo. La competencia nos ofrecerá un avance considerable y tendremos mejores dispositivos. Eso sí, estos no serán baratos y por la tecnología se pagará un precio que no será asequible para todos.

Los primeros beneficiados serán los gamers, ya que las primeras aplicaciones de la Realidad Virtual será, precisamente, mejorar las posibilidades de introducirse dentro de un juego. Los juegos multijugadores se podrán ver de una manera muy diferente y más intensa. Tampoco se quedarán atrás los aficionados al cine. Será un paso más allá del 3D, desde luego.

Por no hablar del cine para adultos. Ya hablamos de las posibilidades de los juguetes íntimos unidos a la realidad virtual. Incluso se ha producido una película destinada a este tipo de dispositivos, así que es una tecnología que se va a imponer porque, desde luego, hay inversión a su alrededor.

Otros de los beneficiados por la Realidad Virtual es el turismo. Gracias a este tipo de tecnología se pueden visitar monumentos y edificios turísticos sin moverse del salón. Ya ha sido un reclamo en ferias como FITUR, así que también aquí tendrá un futuro bastante prometedor.

Sin embargo, sigue habiendo una serie de inconvenientes que convierten esta tecnología en algo incompleto. La manera de introducir movimientos es todavía incompleta. Para jugar hará falta un pad normal, lo que puede estropear la experiencia, pese a que la inmersión visual y auditiva sea impresionante.

Además, cuando se utiliza un dispositivo como el Oculus Rift produce cierta desorientación. El cuerpo se siente sobrepasado por lo que está viendo, así que hay que acostumbrarse al uso antes de comenzar a sacarle el mayor provecho. La tecnología está muy avanzada y poco tiene que ver con el origen, allá en los 90, pero todavía tiene un buen camino por recorrer. Desde luego, estaremos atentos y si podemos, probaremos cada paso, ¿verdad?

Vía | T3.com

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *