9 junio 2015 Automóvil

Alcohol-Detection-Technology-conduccion_segura
El hecho de beber alcohol y después coger el coche es uno de los peligros a los que estamos expuestos los usuarios de las carreteras. Ya sabemos que nosotros no consumimos alcohol a la hora de ponernos al volante, pero hay otras personas que sí lo hacen. Para ellas y pensando en reducir los accidentes en la carretera se ha creado un dispositivo que va incorporado en el volante del coche y que ayudará, en un futuro próximo, a hacer que las carreteras sean mucho más seguras.

Se trata del Driver Alcohol Detection System for Safety, o DADSS, si lo llamamos por su acrónimo en inglés. En castellano sería el Sistema de Detección de Alcochol en el Conductor por Seguridad. Sí, queda mejor en inglés. De todas maneras, de lo que trata este sistema es de captar el aliento del conductor y detectar la presencia de alcohol en él. Si la tasa es excesivamente alta, el sistema bloquea el motor y es imposible utilizar el coche.

El sistema viene respaldado por un segundo análisis, ya que un sensor en el botón de arranque permite que a través del dedo se mida de nuevo la tasa de alcohol del conductor. En ambos casos, no el coche no se moverá y será imposible iniciar la marcha. El análisis de aliento tiene lugar en un segundo, por lo que no hace falta esperar nada para saber si se puede comenzar la marcha o no.

Este sistema se ha diseñado en Estados Unidos, de la mano de la DGT de este país y está en fase de ser presentado a las marcas. Por ahora, no ha gustado mucho, sobre todo del American Beverage Institute, que opina que cada persona metaboliza de una forma distinta el alcohol y que no se puede medir su efecto en todos. Claro que, en Estados Unidos, la tasa máxima es del 0,8 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado, así que no hay lugar para las interpretaciones.

Por ahora, aunque el sistema está desarrollado, no se ha incorporado en ningún coche por el momento. Si se llegara a incluir en futuros modelos de los fabricantes estadounidenses, no sería raro que llegara pronto a Europa y pudiéramos verlo en alguno de los que recorren nuestras carreteras. Por un lado, sería problemático a la hora de salir de una comida o cena, pero por otro, se ahorrarían muchas multas e incluso accidentes. ¿Qué te parece este sistema?

Vía | T3

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *