1 junio 2011 Curiosidades, Tablets

Ballmer tablet

Microsoft fue una de las primeras marcas en mostrar un tablet en funcionamiento. Al final este tablet nunca llegó a nada y a día de hoy todavía no hay un tablet con Windows en el mercado. De todas formas sabemos que la marca está interesada y que realmente podría estar trabajando con sus socios habituales en el desarrollo de un tablet.

Acer es uno de estos socios y según las palabras del CEO podrían no estar muy contentos con las decisiones que están tomando desde Redmond. Según parece Microsoft podría estar controlando demasiado la fabricación del tablet. Microsoft está poniendo muchas trabas a los componentes que pueden utilizar los fabricantes, sobre todo en relación al procesador que podrán utilizar.

El CEO de Acer, se atreve a comentar que ellos no son los únicos que están viendo con malos ojos la práctica que está siguiendo Microsoft. Los fabricantes de componentes tampoco están contentos, ya que Ballmer les está poniendo las cosas muy difíciles para fabricar el tablet que finalmente llevará Windows como sistema operativo.

Si estas afirmaciones son completamente reales, Acer tendría que plantarse y dejar que Microsoft vaya por su propio camino. Quizá Microsoft debería empezar a fabricar su propio hardware para este tipo de productos y no molestar tanto a otros fabricantes en el desarrollo de sus productos, que finalmente beneficiarán a la casa de las ventanas.

Vía | Bloomberg

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *